Argider Isasti y Maëlle ganan el SoplaoMan

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

    soplao-entrada-meta-ultra-soplaoman

    La segunda edición del SoplaoMan puso a prueba hasta la extenuación a los 30 participantes en una prueba que combina la Natación en Aguas Abiertas, la ruta a pie y la mountain bike, siendo el guipuzcoano de Oñate Argider Isasti el justo sucesor de Ramón Gómez Vallín en una prueba que exige un esfuerzo que cualquier mortal catalogaría de sobrehumano y en la que hubo lugar para la solidaridad en favor de Maëlle, una niña que conquistó el corazón de todo el público.

    En la prueba de natación, con 10 kilómetros que cubrir el viernes en la playa de Merón de San Vicente de la Barquera el liderato fue para el alicantino Rubén Fernández, con los seis primeros abandonos y Argider Sagasti nadando durante una hora más para finalizar en la decimotercera posición, aunque había mucho camino aún para recorrer desde esa misma noche y la clasificación podría sufrir un vuelco. 74 kilómetros de distancia a pie, compartiendo salida a las 11 de la noche con los participantes en la Ultramaratón, fue el siguiente desafío que se vieron obligados a superar los participantes, que cuando lograban completar esa distancia y alcanzar la meta de Cabezón de la Sal tenían aún ante sí el tercero de los retos de esta prueba sólo apta para los más valientes, con una ruta en bicicleta de montaña de 110 kilómetros para conseguir, al fin, el merecido descanso.

    En esas circunstancias, Argider Sagasti logró inscribir su nombre de nuevo en el palmarés de “Los 10.000 del Soplao”, en los que ya había logrado la victoria en 2012 en la categoría combinada (marcha a pie y BTT). Le acompañaron en el podio Rodrigo Pérez, de Santillana del Mar, que se quedó muy cerca de haber vuelto a vencer como hizo en Ultramaratón el año pasado y el ovetense José María García de las Heras, en una prueba en la que hubo lugar para la anécdota gracias a Rubén Fernández, que al hacer su entrada en meta contó que había cubierto 30 kilómetros más del recorrido previsto en BTT, porque había ido con un grupo de participantes en esa única modalidad y no cogió el desvío adecuado.

    Además, los 10.000 del Soplao en su modalidad de SoplaoMan mostraron esa faceta solidaria que siempre acompaña a esta emblemática soplao-maelleprueba, gracias a Jean Paul Modet, llegado de Hendaya para participar en un reto en el que sumó sus fuerzas para ayudar a Maëlle dentro de la iniciativa “Marche Avec Elle”. Maëlle es una niña francesa de cuatro años, de ojos claros y preciosa sonrisa, cuyos padres recaudan fondos para que pueda ser solucionada su dolencia en las piernas y Jean Paul, tras 24 horas de esfuerzo competitivo, bajó de su bicicleta para hacer caminando de la mano de Maëlle los últimos metros del recorrido, en medio de una atronadora ovación de las miles de personas que se encontraban en la zona de meta, sabedores de que estaban viviendo otro de esos momentos que convierten a “Los 10.000 del Soplao” en una prueba sin parangón en la que no sólo hay deporte, sino que hay mucho corazón y solidaridad. Antes de la entrega de trofeos, para continuar con la obtención de fondos para Maëlle se subastaron prendas de material deportivo cedidas por distintos clubes y deportistas, logrando un nuevo empujón económico en esa lucha para que a la mirada risueña de Maëlle se unan la libertad y la independencia al caminar.

     

    Foto portada: Rodrigo Pérez entrando en meta a las 7:30 aproximadamente tras el ultrafondo / Richi para Deporte de Cabezón

    Foto texto: Maëlle con su familia y Jean Paul en Cabezón / Facebook Marche Avec Elle

    Si te ha gustado este artículo, compártelo:
      2 Comentarios
      1. jean paul modet
        • Óscar Arcones

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *