Cabezón de la Sal se pone en jaque con Sajedrín y su Open de Ajedrez activo

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

    cartel-ajedrez-ago16El próximo domingo 28 de agosto, los aledaños del Palacio de la Bodega en pleno centro de Cabezón de la Sal cambiarán su escena habitual, ya que los tableros y las piezas blancas y negras de ajedrez se apoderarán de la zona en una intensa jornada de ajedrez.

    El Club de Ajedrez Sajedrín, con la colaboración del Ayuntamiento de Cabezón de la Sal y de la Federación Cántabra de Ajedrez se ha puesto manos a la obra para ofrecer otra alternativa de ocio a la localidad, organizando el Primer Open de Ajedrez Activo “Villa de Cabezón”. Para quienes se pregunten qué es el Ajedrez activo, el director del Torneo y presidente del club Sajedrín, Jesús Osorio, explica que “se trata de unas partidas denominadas semirrápidas, en las que el tiempo por jugador se reduce a 20 minutos”.

    El torneo está abierto a todo tipo de público y las inscripciones marchan a buen ritmo “con gente inscrita de todos los niveles”, que van desde un Gran Maestro cubano a gente principiante. Pese a esas diferencias de nivel, el formato de competición “Swiss Perfect”, hace que los emparejamientos de los jugadores se realicen según la capacidad de los participantes para que las partidas resulten más igualadas. Los premios económicos, con un reparto de 800 euros para los mejores según categorías y dos premios a los mejores participantes locales, convierten esta primera edición del Open de Ajedrez Activo Villa de Cabezón en una prueba que, en palabras de Jesús Osorio “tiene un gran atractivo y esperamos participantes no solo de Cantabria, sino de comunidades limítrofes como Asturias, País Vasco y Castilla y León.

    Pero no solo de partidas simultáneas se compone este evento, porque la intención de Osorio y sus compañeros en el Club Sajedrín es siempre “ir más allá y ofrecer distinción en la organización de eventos”, y para ello, además de desarrollarse el evento en un lugar muy vistoso y atractivo para el público en general, habrá otros eventos relacionados, “como una librería especializada en ajedrez que se instalará y también en la Huerta de Jovita colaboraremos con la Red Mitocondria, ofreciendo actividades de ajedrez educativo dentro de su iniciativa “Al cortar la calle”.

    En la conversación, Jesús Osorio contagia su entusiasmo por el ajedrez, algo que más que deporte, considera una forma de vida y con ambición, en menos de un año su labor y la de sus compañeros en Sajedrín han consolidado el ajedrez como una de las actividades con mayor impacto en el municipio y en la comarca. Y es que no se olvida el Open Escolar que movilizó a cientos de participantes en diciembre de 2015 en un Parque Conde de San Diego que se convirtió en un parque temático del ajedrez que atrajo a mucha gente a una actividad quizá desconocida.

    La filosofía de Sajedrín es clara “queremos conseguir llevar el ajedrez al pueblo y dinamizar con él”, explica Osorio, que busca ofrecer “una visión dinámica del ajedrez, porque de pequeño mi percepción es que era aburrido de seguir y sólo divertía jugar”. La receta para conseguirlo es aparentemente sencilla con estas actividades, pero hay mucho trabajo detrás y una estrategia a largo plazo para que el ajedrez forme parte del día a día de Cabezón de la Sal , aunque el presidente de Sajedrín presume con orgullo de la buena sintonía con una Federación Cántabra de Ajedrez a la que están revitalizando “confían en nosotros porque nos ven con ganas de hacer grandes cosas”.

    Considera Jesús que lo que ofrecen en Sajedrín es “mucha diversión con poca inversión” y recalca que el Ayuntamiento de Cabezón de la Sal apoya económicamente el Open, pero echa en falta “un local que nos sirva para poder aglutinar todo lo que tenemos en mente”, lanzando esa petición al Ayuntamiento, pero también abriendo el abanico de peticiones a algunos centros educativos de la localidad “porque ellos tienen que implicarse más para que el ajedrez crezca y les sirva también a ellos en su vertiente educativa”.

    Hablar con Jesús Osorio es descubrir las mil y una posibilidades que ofrece el ajedrez, con entusiasmo y una firme intención de que Cabezón de la Sal recupere el esplendor pasado. Sin lugar a dudas, ver el centro de la villa lleno de practicantes el domingo desde las 10:30 de la mañana las 20:00 horas de la tarde, será la mejor fórmula para que este deporte continúe su progresión, avanzando con paso firme, como ese peón que busca sorprender al rival y coronarse en busca del triunfo.

     

     

    Si te ha gustado este artículo, compártelo:

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *