Los errores finales penalizan a un Textil Escudo rocoso

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

    escudo-racingb-cano-ago16El Textil Escudo cayó derrotado por 1-3 ante el Racing B en un nuevo encuentro de pretemporada vivido en el Campo Juan Mª Parés Serra de Cabezón de la Sal, en un ensayo que sirvió para medir a los dos equipos más jóvenes de la Tercera División en la campaña que está a punto de comenzar.

    En el duelo ante su amigo y ex compañero en el Racing José Moratón, que se estrena esta campaña en el banquillo del filial santanderino, Pablo Casar apostó por el músculo en el centro del campo y la unión de las líneas, convirtiendo al Textil Escudo en un equipo que buscaba hacer valer su solidez para después intentar jugar en transiciones rápidas en busca de la velocidad de sus hombres de punta.

    Una jugada desafortunada tras un centro rebotado que cayó a los pies de un jugador racinguista, permitió en el minuto 7 adelantarse en el marcador, pero la reacción local llegó acto seguido, consiguiendo Izan su primer gol con el Textil Escudo gracias a un perfecto testarazo tras centro desde la izquierda.

    Con el marcador igualado, el juego se equilibró y costó ver acciones de peligro, que se producian a cuentagotas, sin que ni uno ni otro equipo obligaran a intervenir a los guardametas en exceso. Un disparo lejano de Aitor y una jugada en la que Pablo Cano estuvo a escasos centímetros de conectar un remate fueron las oportunidades más claras de los locales, mientras los visitantes desperdiciaban alguna llegada por banda y alguna falta directa. En el tramo final, creció la figura de Butra, que se logró asociar con sus compañeros para esbozar un Textil Escudo que apuesta por el toque, pero que aún carece de cohesión para que esa apuesta se traduzca en goles y así se llegó al descanso.

    En la segunda mitad, el Racing de Santander cambió a todo su equipo, mientras que el Textil Escudo quiso convertir el partido en una prueba de fuego para el debut liguero en dos semanas y las rotaciones tardaron más en sucederse. Las dos acciones más destacadas del Textil Escudo en esta segunda mitad corrieron a cargo de Alberto, el joven portero cabezonense que al inicio hizo un paradón tras disparo a bocajarro en el punto de penalti de un atacante santanderino y después, en la recta final, se lució en un intento del talentoso futbolista de San Vicente, Borja, que vio a Alberto adelantado e intentó sorprenderle, pero el portero del Escudo despejó a córner tras volar sobre el césped del Juan Mª Parés.

    En ataque, Pablo Iglesias rompió por la derecha y trató de liderar el cambio (no hablamos de política, hablamos de fútbol y el joven comillano no lleva coleta), pero su centro no encontró remate, igual que un envío de Héctor a Cano, mientras que el que sí que remató Edgar, pero arriba con todo a favor tras una buena acción combinativa entre “los Pablos”, Cano e Iglesias.

    Si de algo pareció adolecer la zaga del Textil Escudo en algunos momentos del encuentro fue de contundencia y en los últimos minutos ese desacierto condenó al equipo, ya que los atacantes racinguistas no lo desaprovecharon y pusieron el definitivo 1-3, dejando marcado en rojo ese factor en la lista de cuestiones pendientes para las dos semanas de trabajo que restan antes de que el Textil Escudo se deje de probaturas y dé comienzo el campeonato liguero.

    Por el Textil Escudo jugaron: Alberto, Bruno (Adrián Mier, min.64) , Izan, Adrián Díaz, Aitor, Butra (Edgar, min.57), Sito, Guillermo, Pablo Cano (Adrián Martínez, min.71), Perujo (Héctor Marcos, min.46) y Pablo Iglesias (Raúl Rivero, min. 71).

    Foto: Pablo Cano disputa un balón con un defensor racinguista / Richi para deportecabezon.com

    Si te ha gustado este artículo, compártelo:

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *