Teje: “En fútbol las ideas las pone el entrenador, pero tiene que escuchar al jugador siempre”

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

    futbol-teje-entrevista-ago16Aún no ha cumplido los 29 años pero ya se ha convertido en una feliz realidad del fútbol de la comarca, con una intensa formación y una dilatada labor en los banquillos que lleva a Andrés Revuelta “Teje” a dirigir por segunda temporada consecutiva al UC Cartes en la Primera Regional. En esta extensa entrevista, Teje habla de su equipo, haciendo balance de su temporada anterior y mirando a la temporada que está a punto de comenzar, además de recordar sus inicios, sus motivaciones y su filosofía  como técnico, sin olvidar a los clubes de su pueblo, el Textil Escudo y el CDE Santiago Galas.

    ¿Con qué objetivos afronta el Cartes la temporada 2016-17?

    El objetivo de esta temporada es únicamente conseguir mejoras y dar calidad al trabajo que se hizo la temporada anterior, que en cantidad fue mucho. Asociados a este objetivo van algunos retos deportivos como por ejemplo hacernos más fuertes y sumar más puntos de local, ganar en solidez defensiva y encajar algún gol menos que la temporada pasada, competir todos y cada uno de los partidos sin complejos, mantener la unión del grupo y, evidentemente, tratar de sumar 40 puntos lo antes posible.

    ¿Se cumplió lo esperado la pasada campaña?

    Se hizo más de lo esperado, y eso fue gracias a los jugadores que fueron un auténtico “equipazo”, dando desde el primer día vital importancia al colectivo y mostrando durante toda la temporada un compromiso semanal y una ambición tremenda por querer llegar a lo más alto. Un dato relevante es que todas las convocatorias fueron completadas por 16 jugadores (cierto es que algunas veces incluyendo juveniles porque yo lo consideré así en ese momento, o bien por necesidad) y a pesar de que hubo muchas jornadas que teníamos gran suma de bajas por lesión o indisponibilidad, competimos siempre, sin acusar aparentemente la falta de unos u otros jugadores.

    A efectos de clasificación sólo nos faltó sumar un punto más para haber tocado techo quedando quintos, ya que los cuatros primeros demostraron ser mucho más regulares y superiores al resto. Teniendo en cuenta que nuestro objetivo era sacar un barco a flote y saber sufrir hasta el último día para permanecer en la categoría, se puede hablar de éxito.

    ¿La falta de regularidad en los resultados lastró al equipo para soñar con el ascenso?

    La regularidad, valga la redundancia, se fue regulando a todos los niveles a medida que avanzó la temporada. Viendo el desarrollo de la competición no podíamos aspirar a más que a una quinta posición, con la que empatamos a puntos. Si estamos de acuerdo en esta conclusión, creo que la falta de regularidad por la que me preguntas nos ayudó más de lo que nos restó porque después de iniciar con cuatro derrotas consecutivas ante rivales muy superiores por aquel entonces, se ganaron los siguientes siete partidos, y eso nos dio todo lo necesario para hacer la temporada que se hizo. Sí es cierto que hay una fase de liga con resultados negativos a la vuelta de Navidad que coincide con el mejor momento del equipo en estado de forma y juego. En casi todos esos partidos merecimos más pero seguramente otras jornadas no merecimos sumar y lo hicimos, así que unas por otras. Tengo la opinión que la regularidad te la marca, de forma objetiva la clasificación final, cuando juegas contra todos los rivales y en todos los campos, de forma que si estamos contentos con el resultado final, debemos estar contentos con nuestra regularidad.

     ¿Ha cambiado mucho el equipo de cara a este año?

    No, mantenemos a la mayoría de jugadores. En principio, para este año contamos con catorce jugadores de la temporada anterior, con tres jugadores que llegan para compensar alguna posición que no teníamos cubierta y con tres jugadores que pasan del juvenil de Cartes, recién creado la temporada anterior y recién ascendido. Además, dos chicos en edad juvenil completarán la plantilla del primer equipo (uno de ellos ya ha estado esta temporada) haciendo un total de 22 jugadores.

    Te hablo del equipo juvenil y de juveniles porque para nosotros son la base del proyecto. El primer año ya hemos conseguido logros con ellos; han ascendido de categoría y han debutado con el primer equipo hasta 11 jugadores, varios de ellos sumando muchos minutos y aportando notablemente al equipo. Trabajaremos para que esto tenga la continuidad deseada.

    ¿Esperas un nivel similar de la Primera Regional o crees que mejorará el nivel esta temporada?

    Espero una categoría muy competida, posiblemente con un nivel superior a la temporada pasada. Te podría dar algún nombre de equipos que creo que pueden destacar y estar peleando el ascenso pero se me han venido diez o doce a la cabeza, así que con eso queda todo dicho. No hay ningún equipo que yo, a día de hoy, piense que pueda tener problemas para sumar puntos esta temporada. Nosotros trataremos de hacer 40 puntos, y si es posible, cuantos antes mejor.

     Con un año ya de perspectiva. ¿Sientes que fue un acierto emprender esta aventura en el Cartes?

    El hecho de continuar allí este año responde a la pregunta. Hay mucho por hacer y mejorar y es un sitio dónde me motiva “crecer” porque a la vez que yo crezco y maduro como entrenador a todos los niveles, siento que estoy haciendo crecer al Club y aportando bienestar y disfrute a los jugadores, que eso es lo más importante.

    Estoy muy a gusto y me siento muy valorado, al igual que en su momento en los anteriores sitios dónde he estado en categorías inferiores y juveniles. El día que crea que no me queda nada por dar allí o no sienta la motivación actual, me despediré como hice en su día de Cabezón, de Tanos o del Malecón.

    ¿Qué referentes tienes como entrenadores?

    Esta es una pregunta muy complicada y que me llevaría muchas horas responder porque muchos entrenadores a los que he podido considerar un referente en algún momento desde bien pequeño, me han aportado muchas cosas que igual hoy en día no doy el valor que tienen.

    La figura del entrenador siempre me llamó la atención y me producía inquietud, y como no podía ser de otra manera, mi primera emoción de ver dirigir a un entrenador fue cuando iba a los partidos del Galas juvenil siendo un niño, en Ontoria, y veía a Pedro Salmones desgañitarse en la banda. Pasados los años, me pareció un referente Domingo Samperio en las categorías inferiores del Textil Escudo, por su forma de trabajar y formar jugadores en las edades más tempranas.

    Cuando yo empecé a entrenar (por suerte o desgracia mucho antes de lo que me hubiese imaginado debido a que

    Teje observa el calentamiento del Cartes en el duelo de pretemporada en Treceño

    Teje observa el calentamiento del Cartes en el duelo de pretemporada en Treceño

    tuve varias operaciones de rodilla y no me quedaba otra elección si quería seguir vinculado al fútbol), fue en el año 2005 con 18 años en la base del Textil Escudo. En aquellos años el entrenador del primer equipo era Félix Valles, y desde fuera me gustaba mucho su seriedad en el trabajo, su metodología y su forma de llevar el grupo. Una vez inicias los cursos de entrenador, desde el curso de monitor hasta el curso Nacional, vas coincidiendo con muchos compañeros y profesores y te vas quedando con muchas cosas de cada uno. Desde Paco García hasta José Gómez, que ambos entrenaron en Cabezón en los 90 consiguiendo logros históricos, como por ejemplo la fase de ascenso con Gómez hace 15 años, y además, ellos fueron mi primer y último profesor de táctica respectivamente. Junto a José Gómez, me dio clase de táctica Santi Cobo (ex entrenador de Castro, Laredo y Rayo Cantabria entre otros) con quien empaticé fenomenal. Todos ellos son un referente, sin duda. Y por supuesto, cuando estás en la estructura de un Club profesional como el Racing, trabajas y visualizas fútbol con entrenadores y otros profesionales que imagínate,… o en un Club semiprofesional como la Gimnástica de Torrelavega en el tiempo que yo estuve dónde, más allá de José Gómez como entrenador del primer equipo, tuve la suerte de trabajar codo con codo y ver una referencia en Ezequiel Loza, Rafa de la Peña, Abraham Pérez o Marcos Merino, que era el seleccionador sub 18 en aquel momento y mantenía con los entrenadores que aportábamos jugadores a la selección un “feedback” que a mí me aportó muchísimo.

    Al final, un referente creo que es alguien cercano a ti al que tú admiras, en cierto modo y determinado momento, porque crees que goza de su experiencia por sus conocimientos y validez, y como has visto, yo voy peldaño a peldaño. Con el paso de los años, y viviendo al máximo mis experiencias, he conseguido obtener mis propias ideas que poco a poco he ido dando forma y puliendo, y por supuesto, lo seguiré haciendo porque el aprendizaje en el fútbol no tiene fin.

    Y por si esperabas que nombrara algún entrenador de primer nivel, te diré dos: Marcelino y Emery.

    ¿Eres muy fiel a tu esquema y se adaptan a él los jugadores o adaptas tus ideas a los futbolistas de que dispones?

    El fútbol, tácticamente, se basa en dos momentos principales: neutralizar al rival cuando no tienes el balón y te están atacando o te atacan tras robo, y combatirle cuando lo tienes o te apoderas del balón. Sabiendo esto, sólo tienes que conocer a tus jugadores y, creo que también, tener datos relevantes del equipo rival. A partir de ahí, matizar tu trabajo habitual si es necesario y dar valor a las características más útiles en cada momento de tus jugadores.

    Las “ideas” las debe poner el entrenador. El fútbol está muy mediatizado y todo el mundo “sabe de fútbol”. Si tengo que adaptar mis ideas a las de 22 jugadores, sería mejor quedarme en casa. Esto no significa que no haya que escuchar al jugador, porque eso se debe hacer siempre. Muchas veces, el jugador expresa sus dificultades en lo que el entrenador le pide y eso ayuda al entrenador a dar con soluciones y dar una vuelta de tuerca a la forma de plantear el trabajo para una mejor asimilación por parte del jugador.

    Por hablarte un poco de lo que venimos haciendo, te puedo contar que solemos formar dos líneas de cuatro jugadores en fase defensiva en inicio de jugada o tras un repliegue (si no pudimos robar tras pérdida), a veces con alguna variante, y defender más cerca o más lejos de nuestra portería en función del partido, momento del partido, resultado, los jugadores propios, adversarios, etc. Cuando tenemos el balón tratamos de tener presente que el objetivo es finalizar la jugada nosotros y para ello se deben dar una serie de movimientos que faciliten los ataques (o contraataques) alternando pases cortos con pases largos.

    ¿Vencer lo es todo o el buen fútbol debe estar por encima de los resultados?

    Tengo la opinión de que un equipo que gana es porque tiene más potencial y es superior o porque ha hecho mejor fútbol que su rival ese día, o simplemente porque ha tenido más acierto. El fútbol es eso, un juego de aciertos y errores. Estamos cansados de ver partidos dónde no siempre gana el que más lleva la iniciativa del juego o más ocasiones de gol genera. Por otro lado, el buen fútbol no es lo que todos tenemos en la cabeza. Piqué, Xavi e Iniesta no hubieran ganado todo lo que han ganado ni nos hubieran hecho disfrutar tanto sin Puyol, Busquets, Messi o Villa. Cuando hablamos de competir, marcar las diferencias en las áreas y en las transiciones es mucho más importante que un 80% de posesión.

    Ganar, en categorías donde prima la competición y no la formación, es lo más importante. Y más para un entrenador porque está demostrado que tanto ganas, tanto vales. De todos modos, creo que vencer no lo es todo. Por el camino hay una semana de entrenamiento, una convivencia con un grupo de personas, unas cuantas horas de planificación, de análisis,… ¿Qué valor le damos a eso? Yo trato de que todo eso dé sentido a las victorias y nos alteren lo menos posible las derrotas.

    ¿Cómo ves al Textil Escudo para esta temporada?

    Estos últimos años la decadencia del fútbol cántabro en categorías nacionales han hecho que la 3ª División sea una categoría más jerarquizada y optar a las posiciones de play-off estando Laredo, Gimnástica, Racing B, Cayón, Rayo Cantabria, Tropezón, Escobedo es algo impensable en agosto. Luego, la competición se va desarrollando y seguramente alguno de los que he nombrado no cumplirá con las expectativas y por contra, algún otro equipo se podría acercar a los favoritos si se le dieran las cosas muy bien. El Escudo tiene un valor y un mérito importante; el valor es la gente que va al campo cada domingo que se juega en Cabezón y el mérito es haberse consolidado de la forma que lo ha hecho estos dos años en 3ª División con jugadores de aquí prácticamente en su totalidad. Sé que este año se ha rejuvenecido aún más la plantilla lo cual irá en incremento del mérito en el caso que se consiga repetir una temporada similar a las dos anteriores, salvándose de forma holgada y disputando los puestos de Copa Federación.

    ¿Qué sientes como vecino de Ontoria viendo al CDE Santiago Galas con equipo en 2ª Regional?

    Me parece una iniciativa fantástica y desde aquí felicito a quiénes la han llevado a cabo, especialmente a Mario Díaz, compañero y amigo. Todos los comienzos son duros y muchas veces no tienes todos los apoyos que te gustaría pero si consiguen poner buenas bases en el proyecto, seguro que dará frutos. Era necesario dar vida a unas de las mejores instalaciones deportivas de Cantabria, y el crecimiento del CDE Santiago Galas como club de cantera y ahora con un referente en categoría regional contribuirá a ello.

    Si te ha gustado este artículo, compártelo:

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *