Uko, Jugador La Cibeles

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

    logo-cibeles-uko

    Clave en las dos acciones que dieron el triunfo al Textil Escudo ante el Siete Villas, Iván Martínez Bolado, Uko, debuta como Jugador La Cibeles esta temporada, mostrando en Castillo gran parte de sus cualidades y su capacidad para sacar adelante un encuentro en condiciones muy adversas.

    El joven jugador torrelaveguense, que esta temporada se ha incorporado a las filas del Textil Escudo, ve con optimismo la situación del equipo y también muestra en la entrevista gran capacidad de autocrítica para mejorar su rendimiento y parecerse más a ese jugador de tremendo potencial que siempre ha destacado por su calidad y olfato goleador.

    ¿El duelo ante el Siete Villas fue tu mejor partido hasta el momento con el Textil Escudo?

    Estadísticamente hablando sí, pero para mí no fue de los que más me ha gustado, porque el terreno de juego estaba encharcado y en condiciones poco favorables para jugar al fútbol.

    ¿Te sentiste más protagonista liderando el ataque del equipo?

    Pues sí, porque después del partido sí que ha sido la mejor sensación que he tenido, en ese plan de sentirme importante.

    ¿Jugar en el campo en que jugaste la temporada pasada hacía más especial este encuentro y le tenías marcado en el calendario?

    Por supuesto que sí, por jugar contra mis compañeros y contra Valeriano. La verdad es que me trataron muy bien allí y por ello era un partido muy especial.

    ¿Dedicatoria especial en el gol?

    No, simplemente marqué el 0-2 y me alegré porque pensaba que era clave para ganar el partido y lo sentí así.

    Parecía muy encarrilado y al final sufristéis mucho. ¿Hubo exceso de confianza?

    Creo que el problema fue ese, que al marcar el 0-2 y estar ellos con un jugador menos hizo que nos viéramos como ganadores del partido y al final nos relajamos y ellos apretaron y nos lo pusieron difícil.

    Los dos partidos ante tus ex equipos han dado la sensación de ser los mejores que has hecho. ¿Hay un factor de motivación que en otros partidos ha podido faltar?

    Puede ser una opción, porque ante Siete Villas y la Gimnástica, si no son los dos mejores, puede que sean de lo mejor. Puede que igual me haya faltado esa pizca de motivación que hace falta para todos los partidos.

    ¿También debe ser un punto de inflexión para cambiar el chip este buen partido y ser más regular?

    La verdad es que no solo por estos dos partidos que hablamos. También en el partido del otro día ante Laredo, al descanso fui sustituido y eso es algo que no le gusta a ningún jugador. Y tras ello me duché, vi a un amigo y me dijo que estaba cambiando, que no era yo y ¿qué me pasaba?, porque antes mordía todo y ahora no me ve así. No se por qué, pero me impactó y decidí cambiar, porque es verdad que hasta ahora no he sido el jugador que era yo, porque soy un jugador con calidad pero también tengo otras cosas como desborde y potencia y hasta ahora no lo he demostrado. Ahora cambié y esta semana he intentado trabajarlo y la verdad es que me ha salido bien esa otra motivación.

    En un campo como decías encharcado y que no se adapta a tus características.

    Sí, la verdad es que hacía mucho frío, con el partido encharcado y estaba claro que iba a ganar el equipo que aprovechara los errores del contrario. Al final lo cometieron ellos a través de una buena acción nuestra y ahí se decantó el partido.

    Con el equipo ya en media tabla. ¿Estáis más tranquilos tras ese inicio que no fue el esperado?

    Recuerdo en una entrevista contigo en verano, que dije que íbamos a quedar los quintos, mejorando lo del año pasado. Y después del comienzo parecía mentira que íbamos a quedar en esa posición, pero ahora mismo miras a la tabla y soy de los optimistas y no miro que estamos a siete puntos del descenso, sino que estamos a diez de entrar en fase y con eso es con lo que me quedo, que con lo mal que hemos empezado estamos ahí y ojalá que podamos llegar a algo.

    Ahora toca hacer bueno el triunfo encadenándolo con otro en casa ante el Guarnizo que no se os debería escapar.

    En teoría es un partido a la vista favorable para nosotros, pero la manera de afrontar los partidos con los equipos de abajo no es la misma que con los de arriba, se te puede escapar en cualquier momento. La receta es salir a morder como si fueran Cayón, Gimnástica o Laredo.

    cibeles-banner

    Si te ha gustado este artículo, compártelo:

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *