Un equipo y un pueblo con sed de victoria

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

    textil-lagallofa-plantilla1516-oficial

    El próximo sábado Cabezón de la Sal se despedirá de su segundo año en la máxima categoría del voleibol nacional, en un partido vital para que la permanencia en Superliga del Textil Santanderina La Gallofa se confirme. Para conseguirlo, se hace indispensable vencer al Ushüaia Ibiza Voley, tercer clasificado y con la clasificación para el playoff por el título asegurada, así que pese a las diferencias clasificatorias, las posibilidades de vencer por la motivación que tendrá el equipo de José Ignacio Marcos se amplían.

    A estas alturas de la temporada, todo el pueblo y toda la comarca debe saber lo que significa tener un equipo en Superliga, lo que supone para Cabezón de la Sal jugar entre los mejores de España por segunda temporada y poner en el mapa al más alto nivel de un deporte que resulta tan importante para el municipio. Si lees estas líneas, es porque el deporte te importa en mayor o menor medida, pero te importa y si has seguido leyendo es porque sí que eres consciente de lo importante que es el hito histórico que este club está logrando en este momento. Y si lees y no sabes de qué va esto, no cierres la pestaña, porque esto va de voleibol, un deporte que engancha y va de una dedicación profesional, sin sueldos galácticos ni mucho menos, de una plantilla que se deja el corazón y la piel en cada balón, en cada partido y en cada entrenamiento.

    Yo de voleibol se lo mismo que de física cuántica y sin embargo me emociono cuando les veo entrenar en ejercicios que en muchas ocasiones ni entiendo y me enorgullezco cuando escucho hablar a jugadores, técnicos y directiva de un deporte que les enamora y que viven intensamente. Esa pasión que le ponen al voleibol y a sacar adelante un proyecto en el que están felizmente inmersos nos permite presumir a todos los que vivimos en este pueblo, en esta zona y en esta región de tener un equipo que se codea con los mejores, que a veces gana y otras pierde, pero que siempre se mantiene en una constante, la de luchar sin descanso con el orgullo de un pueblo detrás.

    Si has seguido leyendo y no sabes de qué va esto, el sábado a las 18:00 horas en el Matilde de la Torre tienes la última oportunidad de vivirlo por esta temporada, y aunque no sepas mucho de voleibol, da igual, que lo bonito del deporte es que cabemos todos y que sólo tienes que seguir a la marea, esa que volverá a desgañitarse desde la grada para animar, aplaudir y crear el mejor ambiente posible, porque pocas cosas tan bonitas nos ofrece un espectáculo como la felicidad compartida con cientos de personas, la mayoría desconocidas, pero todas con un mismo sentimiento de ilusión y alegría al ver vencer a los tuyos.Y si eres habitual de esas gradas, lo primero gracias por dejarte la piel y la garganta para apoyar a tu equipo toda la temporada, pero sobre todo una petición, un último esfuerzo el sábado a las 18:00 horas, para animar y para hacer ruido, para hacerte notar y para que ellos, ahí abajo, sean conscientes de que como siempre has hecho, estás ahí y te ilusionas con ellos.

    El sábado el Textil Santanderina La Gallofa mostrará una vez más su sed de victoria, esa que les ha permitido superar las muchas piedras encontradas en el camino y llegar a la despedida en casa dependiendo de sí mismo para mantenerse en Superliga, así que por agradecimiento y por ganas de volver a presumir un año más de que Cabezón de la Sal se codea con los mejores, no les podemos fallar. Y si no te fías de mí, porque en estos tiempos dicen que los periodistas no somos muy de fiar, haz caso a Víctor Brull, jugador de voleibol camino del estrellato cinematográfico.

    Si te ha gustado este artículo, compártelo:

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *